Asesor vitralista

J.M.Bonet crea sus propios diseños y colabora con artistas plasmando en vidrio sus ideas. Buscamos siempre nuevas posibilidades expresivas, adaptando las técnicas tradicionales a las tendencias y tecnologías actuales.

Las vidrieras suelen ser elemento asociado a la arquitectura. Tanto en la construcción de nuevos proyectos como en la conservación y restauración suelen ser necesario que el arquitecto, artista, historiador, curator, conservador o responsable del inmueble, solicítela opinión de un especialista. Bien sea para valorar el estado de conservación, contrastar opiniones sobre las distintas soluciones constructivas y esclarecer los inconvenientes y ventajas de cada caso.

Asesoría para artistas

La compenetración de la obra con el entorno, es siempre un compromiso del artista. La vidriera puede completar interiores y llenar espacios con nuevas texturas de luz y color, constituye una alternativa imaginativa y elegante a otros recursos decorativos. La riqueza compositiva y de colores de las técnicas de la vidriera emplomada son ilimitadas y, a la vez, inimitables, imposibles de alcanzar con cualquier otra técnica. Entre muchísimas otras, las vidrieras para el Templo de la Sagrada Familia de Barcelona del autor Joan Vila-Grau, y el vitral para las Carmelitas de San José de Tarragona, diseño de Pilar de Ahumada, son algunos de los nuevos proyectos realizados.

Colaboraciones con artistas vitrales

Darius Vilàs, Ramon Rogent, Ramón Calzina, Roca Sastre, Will Faber, Viladecans, Grau Garriga, Subirachs, Vila-Grau, Hernández Pijoan, Ràfols Casamada, Tano Pisano,  Perico Pastor, Marta Blasco, Andrea Ortega, Jaume Cases, Jaume Cuadrench y los arquitectos Pericas, Jujol, Puig Boada, Rubió i Bellver entre muchos otros son algunos de los arquitectos y artistas con los que hemos colaborado.

El taller colabora con artistas para desarrollar sus proyectos. En la raíz de la empresa se encuentra el compromiso para la innovación y la investigación de nuevas ideas y usos de la vidriera. J.M. Bonet es la mano que guía al artista en la traslación de bocetos de papel a las vidrieras finales que iluminaran los templos. Las vidrieras transforman la luz cruda en espectros complejos que fluctúan durante el día en cambiantes matices. Estos son fruto intencionado del trabajo que el equipo compuesto por el artista y el maestro vidriero han desarrollado.

Construcción de vidrieras artísticas

La construcción de vidrieras artísticas es una especialidad en la que se forman pocos artistas. En cambio muchos artistas reciben a menudo el encargo de proyectar vidrieras. El vitral es un campo especifico en el que los materiales, vidrio, grisalla, esmalte son a menudo desconocidos por el creador. A veces incluso se diseña sin tener muy claro cómo se realizará o que materiales usará el vitral.

Con el fin de disipar todas estas dudas el taller trabaja codo con codo con el artista presentando materiales y métodos, realizando muestras para aproximar al artista o diseñador al aspecto final del proyecto acabado. En el caso de vidrieras el arte y el diseño sobre papel deben traducirse y trasladarse a la obra de arte en vidrio sin perder el carácter, espíritu e intención del proyecto inicial. La asesoría artística ha dado resultados espectaculares en creación de grandes obras, en colecciones privadas, en templos y espacios públicos.

Proceso de asesoría vitralista

La asesoría vitral requiere el conocimiento del espacio y de la intención del artista. El artista debe conocer y ver en directo las propiedades de los materiales, desde la intensidad y profundidad de los colores de los vidrios , inigualables por cualquier otro material, hasta las propiedades más mecánicas. Las vidrieras tienen propiedades únicas y el diseño y proyecto deben extraer todas las virtudes del material evitando todos los inconvenientes. Es frecuente ver errores de composición, de ejecución de mala elección de los vidrios que podría haber sido fácilmente resuelto con unas recomendaciones básicas.

Las vidrieras son obras de arte que una vez construidas permanecerán muchísimo tiempo en el espacio donde la construyeron así que vale la pena tener un buen asesor artístico con solvencia contrastada que aconseje los pros y contras de cada decisión. Es un proceso muy satisfactorio de dialogo y aprendizaje por las dos partes, del artista y el vidriero.

Consultoría para proyectos de conservación

En este ámbito, proveemos al cliente con la capacidad de corregir posibles deterioros trabajando directamente sobre los ventanales deteriorados así como con servicios de asesoría/consultoría a gestores de patrimonio, arquitectos, restauradores en la redacción de proyectos de conservación-restauración para conocer el estado de conservación de sus vidrieras y las etapas y costes futuros de su restauración.

Los conservadores de J.M. Bonet visitan el edificio y generan informes completos documentando los deterioros y planteando estrategias de conservación a largo plazo y los costes estimados de las distintas propuestas. Los técnicos de J.M. Bonet son los encargados de las estrategias de conservación de las vidrieras de varios edificios protegidos.