Como procedimiento artístico, las vidrieras contemporáneas puede trabajarse en las corrientes pictóricas más vanguardistas consiguiendo sorprendentes resultados. Grandes artistas contemporáneos han trabajado en este arte adaptando su proyecto a la inusitada calidad del color del vidrio y a su capacidad para desmaterializar el espacio.