La vidriera de interiorismo es un antiguo arte decorativo, que se ha utilizado en todas sus variantes para enriquecer espacios, modificar la luz o enfatizar detalles destacados del espacio. El vidrio grabado de manera similar al vidrio emplomado puede agregarse a cualquier interior. Además, las posibilidades son infinitas y se han utilizado en todos los estilos arquitectónicos.